De víctimas y victimarios

2017, 22 de junio. Viva Conil.
Desde su fundación hace ya más de 25 años, la APDHA ha tenido clara su principal opción. No hacemos una defensa abstracta y general de los derechos humanos, desde un despacho. Recogiendo el concepto de la teología de la liberación, nuestra opción son los excluidos, los pobres, las personas que con más virulencia sufren las violaciones de derechos humanos.
Son las víctimas… aunque nosotros no queremos que sea esa la definición que los catalogue como personas. Son nuestra gente, son los nuestros y nuestras. Las personas sin hogar, migrantes, las personas encarceladas, quienes ejercen la prostitución, las que están afectas a toxicomanías, la gente que no puede llegar a fin de mes, infancia pobre y abandonada, la gente que busca vivienda desesperada, etc…
Y nos decimos muchas veces que esas personas tienen rostro y nombre, no son parte de la estadística, ni carecen de capacidad para tomar sus propias decisiones. Pero si… queremos poner rostro a las víctimas una y otra vez.
Pero pasa con frecuencia que, entre las organizaciones que ayudan a estas personas, se olvida que, si hay víctimas es porque hay victimarios. Y que también sería bueno poner rostro a esos victimarios
Victimarios son gobernantes sin escrúpulos que hacen políticas a favor de los poderosos y en contra la gente del común, como nuestro Gobierno. Victimarios son tantos políticos que se olvidan de que se deben al pueblo. Victimarios son tantos corruptos que nos atracan a todos. Victimarios son esos dirigentes del sistema financiero, de los bancos o de las grandes trasnacionales, muchas veces en la oscuridad, que viven de esquilmarnos a todos… Hay por desgracia una larga lista de victimarios cuyo rostro es necesario desvelar
Creemos en la APDHA pues que, en la acción social, además de la meritoria asistencia hay que implicarse en la denuncia de las causas. Esos es poner el rostro a los victimarios.
El incremento de la desigualdad, el paro galopante, el trabajador pobre, casas sin gente y gente sin casa, la pobreza infantil, el incremento de la exclusión y la miseria…
Tiene una causa. Las políticas de gobiernos como el que padecemos, la reforma laboral, los recortes en sanidad y enseñanza, el rescate a los bancos, el abandono de las personas, la paralización de la ley de dependencia.
Hay que poner nombre. Son políticas al servicio de los grandes intereses financieros, de los políticos corruptos, de las grandes multinacionales y la banca.
Tenemos el peligro de limitamos ante la urgencia de la situación que vivimos a paliar los efectos del capitalismo voraz y especulativo, a convertimos simplemente en muleta del estado…
Aun así, estaríamos haciendo una labor meritoria y digna, pero no apuntaremos demasiado a transformar el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s